• Facebook
  • Instagram
  • YouTube
Agendar
Jade Amarillo
Jade Amarillo

El jade amarillo fomenta la autorealización, la riqueza de ideas y el dinamismo, es energético y estimulante. Adicionalmente el jade es un símbolo de pureza y serenidad, muy apreciado en Oriente, simboliza la sabiduría conseguida en tranquilidad y esque los minerales amarillos ejercen un efecto estimulador y optimista, aportan suerte, despreocupación y vigor.


Además, el jade es excelente para curar sentimientos de culpa y para casos extremos de derrotismo. También trata el deseo excesivo de formar parte de un grupo o de ceder a la opinión general cualquier precio.


En cuanto a su energía de sanación física, el jade es una poderosa piedra limpiadora que trabaja los órganos de filtración y eliminación del cuerpo. Es excelente para tratar los riñones, el bazo y las glándulas suprarrenales, eliminando toxinas y equilibrando los líquidos y las proporciones agua-sal/ácido-alcalino en el cuerpo.

Es útil para los huesos y las articulaciones, especialmente las caderas, y para el tratamiento de infecciones bacterianas y virales, cistitis e infecciones genitourinarias.


Se cree que el jade trata los trastornos reproductivos, especialmente los masculinos, y ayuda durante el parto. El jade también se puede utilizar para ayudar a las adolescentes con anorexia y para las madres que tienen miedo de no saber cómo criar a sus hijos.


A nivel emocional el jade es la “piedra de los sueños” nos ayuda a recordarlos y a liberar las emociones reprimidas a través del proceso del sueño.


El jade contribuye a afianzar la personalidad de quien la lleva le ayuda a abandonar las limitaciones autoimpuestas para alcnazar sus ideales y deseos. El jade proporciona confianza en sí mismo  y autosuficiencia.


En cuanto a su energía espiritual,  el jade en todas sus formas siempre ha representado la nobleza, no sólo de rango, sino de ideales. El uso de jade ayuda a crear magia para el bien más elevado y a protegerse durante el trabajo espiritual.